CÓMO

Análisis preliminar

Con carácter previo y sin compromiso por ninguna de las partes necesitamos conocer tu proyecto o lo que te preocupa.

Sólo identificando tus necesidades podremos:

  • Saber si somos los indicados para hacer el trabajo.
  • Identificar la fórmula de colaboración más adecuada.

Para ello, haremos un análisis preliminar de la situación en la que te encuentras, y si no te pudiésemos ayudar te asesoraremos para que encuentres los profesionales adecuados a tus necesidades.

Diagnosis y plan de trabajo

Tras el análisis preliminar, identificaremos juntos los aspectos sobre los que habrá que incidir y los plasmaremos en un plan de acción y una propuesta de colaboración.

En el plan de acción:

  • Identificaremos los objetivos pretendidos
  • Haremos una propuesta de actuaciones para alcanzarlos, su cronograma y los recursos requeridos para llevarlas a cabo.
  • Determinaremos las ventanas de desvinculación.

En la propuesta de colaboración:

  • Fijaremos un compromiso de dedicación
  • Se incluirá la propuesta de honorarios.

Ejecución: modalidades de colaboración

Si llegamos a un acuerdo, ejecutaremos el encargo profesional según la modalidad de colaboración elegida:

  • A tiempo completo: asumiendo todas las responsabilidades y capacidades de actuación propias del cargo.
  • A tiempo parcial: colaborando en las labores de dirección junto con el equipo de dirección de la empresa.

Desvinculación planificada

El proceso de desvinculación será paulatino y supondrá la adopción de medidas para:

  • Velar por la consolidación de los hábitos y modelos de trabajo implementados en la empresa.
  • Medir los resultados del encargo profesional acometido.
  • Traspasar las funciones al nuevo responsable dentro de la empresa o, en su caso, reclutar y mentorizar durante un periodo de tiempo al directivo que vaya a ocupar el puesto de manera permanente.
  • Velar porque se conserven en la empresa todos los conocimientos adquiridos durante el período transitorio de dirección.